entrevista de trabajo
Cómo hablar de ti en una entrevista de trabajo
Por: Alex Postance
Tiempo de lectura: 3 min

Eres preseleccionado  para un trabajo y te citan para la entrevista. Empiezan los nervios: ¿nunca sabes qué decir cuando te piden que hables de ti? ¡Te ayudamos!

“Dime qué trabajo buscas y te diré la habilidad que necesitas destacar”: es cierto que la formación puede ser la que haga en un primer momento que la empresa te preseleccione, ¡pero no es lo único! Hay habilidades que aunque digas explícitamente que las tienes en la entrevista, es importante que las hagas notar.

¿Qué les gusta a las empresas?

Creatividad

Profesionales que se enfrenten a la actividad laboral de forma proactiva, que son capaces de activar nuevas maneras de hacer. Creatividad en la manera de demostrar resultados y adaptables a situaciones. Cosas nuevas, que puedan demostrar el éxito.

Por ejemplo, en los sectores de belleza, cocina o diseño puede ser una habilidad muy buena. ¿Tienes referentes interesantes que compartir, nuevas metodologías de trabajo? ¡Destaca experiencias en este aspecto! Piensa que un empleado nuevo es un “soplo” de aire fresco para un negocio, y eso te puede convertir un candidato con muchas posibilidades.

Adaptabilidad y flexibilidad

Capacidad para ser eficaz dentro de un medio cambiante, así como a la hora de enfrentarse a nuevas tareas y retos. Tu potencial de autoaprendizaje, capacidad de reciclaje o habilidades multidisciplinares para el cambio.

¿Has aprendido cosas por tu cuenta? (online, por ejemplo) ¿has combinado estudios y trabajo? ¡Cuéntalo!
¿Algún trabajo tuyo ha exigido que viajes o conocer equipos diferentes de personas? Destaca que puedes estar en cualquier lugar y momento con una sonrisa.

Habilidades comunicativas

Se valora a los profesionales capaces de comunicarse en entornos diferentes y que puedan participar en proyectos internacionales. Cada vez más, se hace necesaria una alta capacidad para relacionarse a todos los niveles; una apertura de miras y cultural desde el principio.

¿Optas a un trabajo de cara al público? ¿En turismo, atención al cliente o educación? Si tienes experiencia en trabajos donde hayas estado en contacto con gente o si relacionarte es una de tus grandes virtudes, ¡aprovéchalo!

Tener una faceta cultural relevante

Ser eficaz en la compresión e interrelación de distintas culturas. Tu valor se incrementa si sabes manejarte en diferentes culturas en sentido amplio. Lo que se valora es la capacidad para moverse con el mismo impacto en una cultura ajena. Va más allá de tener idiomas.

Ser una persona curiosa o haber viajado puede ser un plus para el trabajo. Por ejemplo: si buscas trabajo de cocinero/a y has entrado en contacto con la gastronomía de otros lugares y la has aplicado a tu manera de cocinar, puede ser una gran historia.

¿Experiencia?

Aquello que te han aportado todos los proyectos que has ido realizando. Tanto por trabajos realizados, como cursos. Todo lo que te ha hecho llegar donde estás.

Si careces de experiencia, apóyate en los dominios que tengas y lo que hayas estudiado para demostrar que eres muy capaz para el puesto.

¿Qué habilidades te gusta destacar normalmente, o crees que funcionan mejor? ¡Queremos conocer tu experiencia en el terreno de las entrevistas! 🙂