Consejos para el primer día de Trabajo
Cómo enfrentarse al primer día de trabajo
Por: Alex Postance
Tiempo de lectura: 3 min

Has conseguido el puesto. El empleo que querías por fin es tuyo y está todo listo para empezar pero aún te tienes que enfrentar a un día que impone un poco… El primer día de trabajo. Hay muchas formas de hacer frente a ese día: procurando estar en calma, actuando con normalidad (no deja de ser un día más que empieza con algo especial, ¡ya verás!), asumiendo que todo el mundo tiene un comienzo en el mercado laboral y que los nervios se entienden.

La teoría está muy bien y recopilar experiencias cercanas es una buena idea, pero si crees que necesitas algunos consejos extra echa un vistazo a nuestras recomendaciones y ponlas en práctica.

Consejos para superar el primer día de trabajo

  1. Sé puntual. Primer día e impuntualidad son malos compañeros, ese día sal con tiempo de casa y si no sabes bien como llegar infórmate bien sobre el transporte y la ruta recomendados. Los expertos recomiendan llegar al lugar de trabajo con unos 15 minutos de tiempo, así que ya sabes organízate bien y cumple con el horario.
  2. Recopila información. Es importante que conozcas la empresa antes de llegar, desconocer datos relevantes de tu lugar de trabajo puede dar mala imagen así que “estudiar” un poco antes de incorporarte no será una mala opción.
  3. Aclara tus dudas. Seguro que antes de colocarte en tu puesto alguien se encarga de contarte el funcionamiento de la empresa, de explicarte tus funciones o presentarte a tus compañeros. Este es el momento de hacer las preguntas que necesites, no te quedes con dudas, recuerda que están ahí para ayudarte y que aunque consideres que tu pregunta es tonta es posible que sea importante.
  4. Viste de forma adecuada. Observar a la gente cuando vayas a las entrevistas te puede dar pistas del código de vestimenta que siguen en tu trabajo. Si no llevas uniforme fíjate bien en estar en consonancia con los demás, por ejemplo, si van con traje deberás llevarlo o si ves que nadie lleva pantalones vaqueros evítalos.
  5. No te aísles. Intenta interactuar con tus compañeros, intégrate en las conversaciones y no te quedes al margen.
  6. Estás allí para aprender. Es importante que tengas esto presente en todo momento, nadie te va a poner a prueba en tu primer día así que tranquilo, estás ahí para aprender, al menos al principio. Si tienes confianza en ti mismo seguro que todo irá genial.