Home Consejos para tu carrera Encuentra Qué habilidades necesitas para trabajar de comercial
trabajo de comercial

Qué habilidades necesitas para trabajar de comercial

Carla García
Tiempo de lectura: 2 min

Un sector que está en auge: el trabajo como comercial. Las empresas necesitan en sus equipos personal capacitado, con formación y, sobre todo, actitud (¡positiva siempre!).

Las habilidades para poder trabajar en este sector son:

  • Iniciativa: Lo que más diferencia a un buen candidato. Es importante ser siempre proactivo, y asumir responsabilidades.
  • Empatía: Entender los intereses del cliente. Por ejemplo: nunca tener una actitud agresiva de venta. Porque es más probable que así se cree rechazo por parte del cliente hacia el comercial. Nunca puedes ‘forzar’ a la compra.
  • Saber escuchar: puede parecer algo básico, pero a veces puede costar de adquirir. Es importante saber detectar lo que realmente necesita el cliente.
  • Planificación: Es muy importante saber focalizarse y saber ordenar correctamente la lista de tareas. En relación a esto, también debemos tener claro las metas a las queremos quiere llegar (contando con beneficios, pérdidas…) ¡Es un trabajo muy metódico!
  • Seguridad en ti mismo y en tu producto: difícilmente podrás vender tu producto si tienes una actitud dubitativa o tímida. Tampoco si no crees realmente en las cosas buenas que tiene tu producto.
  • Ser resolutivo: tener capacidad para resolver pequeños problemas que puedan ir apareciendo y la habilidad para tomar decisiones sobre la macha.
  • Optimismo: otra muy importante. Además de que para los clientes es mucho más agradable tratar con alguien que esté alegre, esta capacidad de dará todo lo necesario para superar el día a día de cara al público (que no siempre es fácil). Aprenderás a relativizar situaciones y a no dejar que nada te afecte a nivel personal.

¿Ser honesto?

Por último, nos tenemos que quitar la idea de la cabeza de que a los comerciales les falta honestidad. La vieja idea de ‘solo quieren venderte la moto’. Las empresas buscan precisamente transmitir lo contrario. La clave es ser honesto: tratar a los demás tal y como te gustaría que te trataran a ti.

Algunas de estas habilidades exigen tiempo y dedicación…¡pero no te preocupes! Sobre la marcha, cuando empieces a trabajar podrás adquirirlas y mejorar.