Cómo empezar una carrera profesional en transportes
Por: Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 2 min

En esta sociedad global cada día se transportan mercancías de un país a otro y las personas viajan cada vez más. Esta realidad hace necesario disponer de una buena infraestructura y buenos servicios de transporte que requieren de capital humano.

El sector del transporte en España es crucial para el comercio y la economía, y ofrece un amplio rango de salidas profesionales según aquello que se transporta y el medio con el que se hace.

¿Qué hacen los transportistas?

Trabajar en esta profesión comporta velar por el desplazamiento de objetos, animales o personas de un lugar a otro mediante un medio de transporte ya sea por aire, tierra o mar. Un profesional de este sector puede ser tanto conductor de autobús, de camión, de barco o de furgoneta. A pesar de abarcar posiciones muy diferentes, éstas son algunas de las principales tareas:

  • Conducir el medio de transporte con el que se trabaja.
  • Recoger la mercancía y trasladarla hasta el lugar adecuado con el tiempo esperado.
  • Tener control y cuidado de aquello que se transporta.
  • Respetar los horarios de los desplazamientos.
  • Ser prudente en la conducción y respetar y conocer las normas viarias.

En las posiciones relacionadas con el transporte de personas las tareas pueden ser tales como controlar el equipaje, vender y controlar billetes, asistir a los pasajeros de un vuelo, controlador aéreo, conducir un taxi etc. Además, se puede trabajar en el sector público o privado.

¿Qué cualidades deben tener?

Una persona que trabaja en el sector de los transportes debe tener un buen conocimiento de la ruta a seguir y dominar la conducción del vehículo o medio de transporte del que se encuentra al mando. Hay otras cualidades necesarias como ser puntual, ser paciente ante atascos o imprevistos, ser amable y comprensivo en caso del transporte de personas y tener capacidad de reacción ante un accidente.

¿Qué titulación tienen?

La titulación varía en función de cada posición: para muchas son necesarias licencias y permisos de conducción específicos y para otras posiciones no se requiere ninguna titulación. La experiencia, en todo caso, es tenida en cuenta a la hora de trabajar en transportes, pues suele ser un trabajo duro, pero nada aburrido.