Cómo convertirse en asistente personal
Por: Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 3 min

Un asistente personal es la persona que asiste en la realización de las tareas diarias personales o dentro de una organización. Es una figura reconocida que va asumiendo cada vez más funciones con el tiempo. Es una profesión de futuro que va a necesitar suplir huecos de trabajo tanto para directivos como para personas que tienen amplia responsabilidad.

¿Qué hacen los asistentes personales?

Entre las diferentes funciones de un asistente personal, debemos que distinguir entre los asistentes personales que trabajan dentro de las organizaciones y los particulares que también puede ocuparse de tareas domiciliarias o del hogar.

Dentro de las empresas, el asistente personal proporciona apoyo administrativo o de otro tipo al personal superior, generalmente a un gerente o director. Su objetivo principal es ayudar a reducir la carga de trabajo del gerente con el fin de que el negocio discurra de forma eficiente. Debemos pensar que las personas con un alto grado de responsabilidad tienen una acumulación de tareas, y además de un secretario o secretaria, también pueden contar con la figura del asistente personal quien le resolverá los problemas que no puede asumir.

El asistente puede estar contratado por la empresa directamente o bien por el empresario quien decide tener a un asistente personal independiente (por tiempo completo o por media jornada). Entre sus funciones están las de llevarle la agenda, atención de llamadas, mail y pedidos, hacerse cargo de la correspondencia y trámites, organizar y acompañarle en viajes de negocios y ayudar en la organización de proyectos diversos.

Cuando nos referimos a los asistentes personales de carácter personal o doméstico entonces nos referimos al personal que puede ayudar en todo lo relativo a la vida personal del que contrata. Pueden hacerse cargo de la organización del hogar y realización de actividades diarias.

¿Qué cualidades deben tener los asistentes personales?

Son personas muy organizadas, con cierta cultura, idiomas y titulaciones universitarias. Deben tener un alto sentido de la vocación por servir a los demás. Son personas responsables, con memoria y muy metódicos, además de ágiles y rápidos en responder a la persona que le ha contratado para asistirle.

Si bien debemos tener en cuenta que el papel y las responsabilidades de un asistente personal, así como sus cualidades pueden variar según las necesidades específicas del cliente o empleador.

¿Qué titulaciones tienen?

Son variadas, porque pueden ser personal administrativo con mucha experiencia en este ámbito o bien profesionales titulados en idiomas, empresariales, administración de empresas, recursos humanos, etc.