Home Consejos para tu carrera Guías Cómo convertirse en entrenador personal

Cómo convertirse en entrenador personal

Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 3 min

Ser entrenador personal es una de las profesiones con mayores perspectivas de futuro ya que cada vez son más las personas que apuestan por cuidar su cuerpo. Un entrenador personal evalúa las necesidades y capacidades de cada cliente con el objetivo de prestarle un asesoramiento y una atención 100% personalizada; prescribe ejercicios físicos y fija metas de manera individualizada, teniendo en cuenta las necesidades y condiciones físicas de cada persona.

¿Qué hacen los entrenadores personales?

A continuación se detallan las tareas que realizan los entrenadores personales.

  • Ayudar a definir objetivos personales.
  • Diseñar los ejercicios más adecuados para cada cliente, teniendo para ello en cuenta una gran selección de factores: los objetivos definidos, la condición física…
  • Evitar cualquier tipo de riesgo de lesión a la hora de realizar los ejercicios, ya que indican cuál es la forma correcta de realizarlos.
  • Motivar a los clientes debido al trato personal y cercano que mantienen con ellos.
  • Evitar la monotonía de la gran mayoría de rutinas estándar. Proponen ejercicios variados y divertidos, haciendo así el proceso de ponerse en forma más entretenido.
  • Ayudar en la superación personal y en la disciplina.
  • Permiten ahorrar tiempo puesto que no existe necesidad de desplazarse hasta un gimnasio; es el propio entrenador el que puede desplazarse hasta el lugar indicado por el cliente.

¿Qué cualidades deben tener los entrenadores personales?

Las competencias que deben tener este tipo de profesionales son las siguientes. Por un lado, deben saber escuchar a sus clientes. Es importante destacar que su labor no se limita únicamente a proponer ejercicios físicos, sino que deben saber escuchar, entender las necesidades y motivar a los clientes.

Por otro lado, las entrenadores/as personales deben tener la capacidad de hacer sentir cómodos a los clientes; sólo con la confianza en el entrenador, estos consiguen progresar de modo adecuado.

Y, por último, deben ser flexibles y tener una gran capacidad de adaptación y cambio; si por ejemplo un plan de entrenamiento no funciona tan bien como debería, ser capaces de modificarlo.

¿Qué titulación tienen?

En España existen dos titulaciones deportivas oficiales y regladas: Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, y Ciclo Formativo Superior de Técnico Deportivo. Posteriormente es bueno que realice másteres y cursos para mantenerse actualizado/a.