Cómo convertirse en pintor
Por: Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 3 min

Los pintores profesionales son aquellas personas que trabajan para adecuar, pintar, proteger y diseñar las paredes de diversas instalaciones, tanto privadas como públicas. Puede trabajar para otros profesionales, oficinas, empresas, grandes o pequeñas instituciones y para particulares.

Un pintor es un trabajador que además prepara superficies tanto interiores como exteriores y aumenta sus empleos hacia la albañilería, mampostería, áreas de yeso o blanquecinas, cemento, estuco y metal. Es un profesional que suele tener años de experiencia y que ha aprendido un oficio y es personal autónomo al poder trabajar para él mismo o bien con contrato en una empresa de reformas y reparaciones.

¿Qué hacen los pintores?

Entre sus funciones podemos encontrar:

  • Asesorar a los clientes en la selección de colores y obra.
  • Realizar los trabajos pertinentes en pintura de cada instalación.
  • Seguir instrucciones específicas de clientes o de sus superiores.
  • Buscar el stock adecuado para realizar el trabajo.
  • Mantener las provisiones de pinturas y materiales.
  • Preparar, proteger y reparar superficies.
  • Mezclar y diluir las pinturas.
  • Crear efectos decorativos y acabados especiales.
  • Realizar presupuestos.
  • Estar en contacto y coordinación con el resto de personas que trabajan en la obra.

¿Qué características deben tener los pintores?

Por lo general, los pintores suelen tener una gran vocación por su oficio y les gusta su trabajo. Suelen ser creativos, muy trabajadores, tienen gusto por los detalles, y destreza en las habilidades de la pintura. Además, si son autónomos deben ser organizativos, tener carácter comercial para buscar y mantener clientes, pacientes, tener habilidades de comunicación y servicio al cliente, priorizar tareas y gestionar el tiempo.

¿Qué titulaciones poseen los profesionales de la pintura?

Normalmente suelen tener más experiencia que titulaciones, pues normalmente empiezan de bien jóvenes para aprender el oficio y rápidamente están trabajando. Otros profesionales tienen grados y módulos de formación profesional específicos en estos trabajos y otros pueden tener cursos de otros oficios afines con el fin de aportar un trabajo algo más global.

Debemos tener en cuenta que los pintores suelen realizar jornadas laborales flexibles, que además de entre semana también incluye fines de semana y días festivos, de manera que deben organizarse en turnos. Esto pasa tanto si es autónomo como si trabaja en una empresa de reparaciones y albañilería. Tales profesionales son buscados porque todas las personas requieren de sus servicios tarde o temprano.