Cómo empezar una carrera profesional como profesor
Por: Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 2 min

Un profesor es aquella persona que se dedica a la enseñanza. Trabaja profesionalmente a ello tanto de forma general o bien especializada, dominando una área de conocimiento concreta, disciplina o asignatura. Es un trabajo vocacional que puede empezarse desde bien joven haciendo clases particulares o de refuerzo, o bien siendo monitor de actividades extraescolares para luego hacer la carrera de magisterio y, con la titulación, poderse dedicar de forma profesional a ser profesor/a.

Los profesores no solamente aportan información sino que dan conocimiento, transmiten valores, educan, aportan técnicas y herramientas de estudio y también otros conocimientos para la vida en general.

¿A qué se dedican los profesores?

Realizan gran cantidad de labores siempre dependiendo del tipo de profesor, área concreta y de la responsabilidad que engloba en su centro de trabajo.

  • Enseñanza general.
  • Enseñanza específica.
  • Enseñanza en instituciones públicas o privadas.
  • Labores de profesor tutor.
  • Organizar el programa educativo de cada año.
  • Organizar el programa educativo de su asignatura o área.
  • Realizar evaluaciones a los alumnos.
  • Establecer reuniones con padres y alumnos.
  • Organizar temas con el director/a del centro
  • Medir la progresión de los alumnos.

¿Qué cualidades tienen los profesores?

Deben tener un gran interés por la enseñanza y saber transmitirlo a los demás. Es un trabajo vocacional y que responde a las ganas de educar a los demás y a dotarles de conocimiento. En este sentido, el profesor debe ser una persona preparada en su área, poseer habilidades directivas y de líder, tener órdenes de mando, ser paciente y flexible, adaptarse a los cambios distintos de la educación actual y adecuarse a los horarios, normas y otros requerimientos del centro en el que trabaja.

Aunque es un trabajo enriquecedor, muchos profesores suelen trabajar bastantes horas con personas de todo tipo y edad. Están sometidos a una fuerte presión de forma diaria y deben gestionar correctamente este hándicap para que disfruten realmente de su trabajo.

¿Qué titulaciones poseen?

Gran parte de los profesores tiene títulos de magisterio y carreras centradas en la educación. Otros profesionales son buenos en su área de actividad y acaban enseñándola a personas de varias edades para que puedan utilizarlo a la hora de ampliar conocimientos y encontrar empleo.