mistakes to avoid on cv
Cómo empezar una carrera profesional como secretaria
Por: Jean-Paul Diaz-Caneja
Tiempo de lectura: 2 min

El trabajo de secretaria suele abarcar diversas de tareas profesionales dentro de una empresa. Depende, en gran parte, del tamaño de la organización y de los distintos departamentos que puede abarcar.

Suelen hacer desde tareas administrativas a apoyo a los directivos pasando por otras responsabilidades como facturación y organización de agendas.

¿Qué hacen las secretarias profesionales?

Como hemos especificado dependerá del cargo, pues hay secretarias administrativas pero también secretarias de dirección que entonces llevan un control exhaustivo de las acciones y agenda de la directiva o directivo, siendo su mano derecha en todo momento.

Mientras que encontramos secretaria de personal que apoya en todas las tareas de contratación y selección; y secretaria editorial que además de formar parte de una redacción también da soporte administrativo.

Entre sus funciones destacamos:

  • Control y gestión de agendas.
  • Envío de correos electrónicos.
  • Tareas de contratación de personal.
  • Facturación y tareas administrativas.
  • Ayuda y soporte al directivo.
  • Propuestas comerciales.
  • Tareas de control y mantenimiento de stock.
  • Recepción de pedidos.
  • Control de llamadas.
  • Gestión de base de datos de la compañía.
  • Jefa de departamento.

¿Qué cualidades tienen las secretarias?

Al realizar gran cantidad de tareas, una de sus armas más importantes es la flexibilidad y la multitarea. Una buena secretaria debe organizar, controlar y recibir órdenes sin ningún tipo de problema, además de tener una gran labor de gestión y organización. A su vez las secretarias deben tener empatía, ser discretas, pacientes y con gran gestión de servicio.

¿Qué titulaciones tienen las secretarias?

Las secretarias están cada vez más bien preparadas. Podemos contar la figura de una administrativa, titulada en formación personal administrativo, pero con años de experiencia en este tipo de acciones. Por otra parte también pueden poseer estudios universitarios de varias ramas, sea administración, económicas, empresariales, recursos humanos y otros.

Además deben poseer cursos específicos y dominar varios idiomas, cada vez más demandados, además de software informático y de contabilidad para dar respuesta a las diversas necesidades de la empresa. En definitiva, lo que está claro es que deben ser personas muy flexibles y organizadas al realizar una gran cantidad de tareas.