consejos-entrevista-telefonica
Consejos para superar una entrevista telefónica
Por: Alex Postance
Tiempo de lectura: 3 min

Cada vez es más habitual que las empresas recurran a las entrevistas telefónicas para realizar una primera toma de contacto. Conversaciones cortas que no suelen durar más de 10 -20 minutos y en las que el reclutador busca contrastar datos del perfil laboral y conocer un poco el interés de la persona por el puesto de trabajo.

¿Qué hacer cuando la llamada se produce en un momento inoportuno?

Aunque es una llamada que estás esperando, en ocasiones se produce en momentos inoportunos en los que contestar de forma eficaz se hace complicado: estar en el transporte público, haciendo la compra, en un evento… son momentos en los que dar respuesta no es fácil. ¿Qué hacer en una situación así? Lo mejor es ser franco con el entrevistador y decirle que no es un buen momento porque estás ocupado y asegurarte de que pueda llamar en otro momento o explorar la posibilidad de ser tú quien devuelva la llamada.

¿Una vez inicias la conversación… qué?

Es importante que no te pongas nervios@. Para no quedarte en blanco la mejor recomendación es siempre prepararte bien la entrevista: ¿cómo hacerlo? te hemos preparado un listado con cosas que debes tener en cuenta:

  • Tono de voz: es muy importante transmitir seguridad con tu tono de voz, mostrar alegría y positividad. Si transmites todo esto durante la conversación tendrás un punto a tu favor.
  • Actitud: sé tú mismo, no intentes parecer lo que no eres. Sé positiv@ y constructiv@.
  • Prepara las preguntas: hazte una lista con preguntas frecuente y prepara las respuestas. Si te quedas en blanco puedes apoyarte en ellas.
  • Experiencia y estudios: es clave que te sepas tu perfil laboral, no te permitas dudar en fechas, puestos de trabajo, formación… todo eso puede ser un mal indicador.
  • Interés: es importante que conozcas los datos de la empresa a la que aspiras.
  • Precisión: evita extenderte demasiado, recuerda que es una toma de contacto y que simplemente se trata de una comprobación de datos.
  • Preguntas: es el momento de preguntar todo aquello que no te haya quedado claro, también puedes preguntar por las fases del proceso o cual será el siguiente paso. No te quedes con ninguna duda, todo puede ser importante.
  • Despedida: Da siempre las gracias al entrevistador por el tiempo que te ha dedicado, hazle saber otra vez que tienes interés en el puesto y que te gustaría tener una entrevista cara a cara.

En resumen: una buena actitud, tranquilidad y responder bien a las preguntas te asegurará el éxito. ¡Suerte!