Home Consejos para tu carrera Guías Guía para negociar tu sueldo
Cómo negociar tu sueldo

Guía para negociar tu sueldo

Carla García
Tiempo de lectura: 4 min

¿Nunca has sabido cómo negociar las subidas de sueldo en tu trabajo? ¿Te da pánico hablar del tema en una primera entrevista de trabajo? Si nos das 5 minutos te daremos nuestros mejores consejos para que puedas superar una de las partes más espinosas de la búsqueda de empleo:

Cosas que debemos tener claras antes de negociar

  1. Es imprescindible que sepas cuánto gana aproximadamente alguien en la categoría a la que optas (para evitar venirte demasiado arriba).
  2. Piensa cuál es el valor que tiene tu trabajo. Por ejemplo, si estás en un trabajo desde hace tiempo y quieres pedir un aumento, ¿cómo justificas esa subida? Tienes que dar a conocer detalles de tu trabajo/logros que lo merezcan. También son cosas positivas que destacar si has ganado responsabilidad o más volumen de trabajo.

A tener en cuenta: normalmente los aumentos oscilan entre el 10% y 20% sobre tu sueldo.

¿El mejor momento para sacar el tema?

Tanto si optas a un nuevo empleo o si en el que ya estás quieres pedir un aumento, la clave para escoger bien cuándo hacerlo es fácil, ¡tener sentido común! Por ejemplo:

  • No empieces una entrevista de trabajo por el sueldo. Déjalo para el final. Es obvio que todos trabajamos por un sueldo, pero preguntarlo de entrada puede transmitir la idea de que no estás interesado realmente en el tipo de trabajo. Primero infórmate bien sobre cómo es el trabajo y de sus condiciones (también te ayudará a afinar mejor cuánto puedes pedir).
  • En el caso de que estés ya en un trabajo y quieras optar por un aumento salarial: aquí es más complicado poder dar un consejo que pueda servir ‘para todo el mundo y en cualquier situación’. Tú como empleado que conoce la empresa debes valorarlo: ¿últimamente tu empresa va bien, tiene más clientes? ¿has hecho algún proyecto exitoso recientemente?

En el primer caso, en una entrevista de trabajo, está claro que alguien tendrá que sacar el tema del dinero en algún momento. En cambio, como trabajador, tú tienes más poder de decisión sobre el cómo y cuándo lo haces.

¿Qué puedo decir?

Los entrevistadores normalmente te abordarán el tema del sueldo de dos maneras:

  1. Preguntando: ¿Cuánto estás cobrando ahora mismo en tu puesto actual?

Evita dar una cifra concreta de entrada. Céntrate en lo que te gustaría cobrar (siendo realista, claro).

  1. “Pon una cifra”. Aquí es importante que puedas dar un valor realista por tu trabajo (y mejorando tu empleo anterior).

Si la respuesta es negativa…

Esperamos que todo salga bien a la primera, pero a veces es cierto que las cosas pueden no salir como uno espera. ¡Pero no te preocupes, tiene arreglo!

Contra cosas como “en este momento no tenemos presupuesto para una subida de sueldo”, no te quedes con lo malo, intenta mirar de cara al futuro con preguntas como:

  • ¿Sabes cuándo habrá presupuesto disponible?
  • ¿Te parece si revisamos mi sueldo otra vez en x meses?

En caso de negativa, también puedes hacer un momento de reflexión: plantéate si realmente te compensa trabajar por ese sueldo o prefieres empezar a buscar otro empleo. ¡Todo tiene solución!

¿Todo claro?

En resumen: negociar el sueldo es una mezcla de sentido común y de experiencia. La primera vez que lo pidas en tu vida laboral se te hará difícil, pero cuando veas cómo funciona lo tendrás más claro.

¡Último consejo! En el buen sentido plantéate: ¿qué es lo peor que te puede pasar? Que te digan que no. Ahí podrás valorar si te interesa el puesto, pero si has seguido los pasos correctamente, habrás causado buena impresión.