Home Consejos para tu carrera Entrevistas ¿Hablas de tus aficiones en las entrevistas de trabajo?

¿Hablas de tus aficiones en las entrevistas de trabajo?

Carlos Gómez
Tiempo de lectura: 2 min

En el proceso de búsqueda de trabajo hay muchas cosas que, aunque no sean las definitorias, siempre pueden sumarte un extra como potencial empleado para el puesto al que estás aplicando. Además de la preparación de la entrevista, la ropa, la forma de saludar, etc. una cosa que está comprobada que funciona es la hora en la que se realiza la entrevista. Porque seguro que ya te lo puedes imaginar: no todos los momentos del día son iguales.

Una entrevista de trabajo es el momento en el que la empresa ha mostrado interés en ti y quiere conocerte. Normalmente esto va más allá de tu experiencia laboral (porque ya lo han visto en tu currículum), porque el entrevistador mirará si realmente encajas con la empresa o no, por tu manera de ser y de expresarte.

Así que hablar de tus aficiones o hobbies puede ayudar a reforzar tu currículum, para que puedan ver qué tipo de persona eres más allá de tus logros profesionales.

Para entender por qué esto puede sumarte para conseguir un empleo debes ponerte en el sitio del entrevistador: probablemente realice diversas entrevistas en un día, con gente con un perfil muy similar, y aportar un punto diferencial puede marcar la diferencia entre tú y el resto de candidatos.

Por ejemplo: si eres joven y buscas trabajo de cara al público, ¿no crees que tiene mucho sentido mencionar que haces teatro? Hay habilidades compartidas entre los dos sectores que pueden beneficiarte.

Además, nunca lo olvides: a todos nos gusta rodearnos de gente con inquietudes y que están en constante movimiento. Por ello, hablar de tus hobbies indicará que te encanta seguir creciendo como persona, tanto a nivel profesional como personal. ¡Todo suma!

¿Cómo lo digo?

Muchas veces tus aficiones puedes incluirlas directamente en tu currículum, aunque, si no crees que pueda encajar bien, puedes hablar sobre ellas en la entrevista de trabajo. Ten en cuenta, de todas formas, que tampoco es algo que puedas decir totalmente fuera de contexto ni que sea metido en una conversación con calzador. Tómate la entrevista como una charla y haz que salga de forma natural.

¡Te convertirás en todo un crack!