¿Qué busca una empresa en un candidato? – Preguntas de entrevista
Por: Alex Postance
Tiempo de lectura: 3 min

Tener estudios, experiencia o conocimientos sobre idiomas son piezas clave para que una empresa decline la balanza hacia un candidato u otro. Pero hay algo que a veces no tenemos tan en cuenta para explicar, especialmente en las entrevistas de trabajo: ¿para qué nos sirve nuestra experiencia o conocimientos? ¿qué hemos aprendido de eso?

Si es cierto que un curso o cierto empleo nos hizo mejorar considerablemente en algún aspecto, eso es lo que tenemos que explicar a quien nos quiere contratar. A veces no es tan importante la cantidad si no la calidad de la experiencia.

Hay varias preguntas que nos debemos hacer para reflexionar hoy mismo, porque en el fondo es lo que las empresas buscan saber:

¿Qué crees que has aprendido que antes no sabías de tu último empleo?

No tiene por qué ser un conocimiento concreto. Por ejemplo, si has trabajado por primera vez en una cafetería o restaurante, has aprendido a defenderte en situaciones de cara al público, o a hacer la misma tarea cada vez más rápido pero igual de eficiente. ¡Toda experiencia tiene su aprendizaje! Intenta encontrarlo.

En base a los pasos que has dado, ¿dónde quieres llegar?

Pensar en tu vida laboral muchas veces es plantearlo como un camino. ¿Dónde está la meta? Es importante determinar a qué objetivo laboral aspiras para no separarte de la senda.

Si has hecho cursos u otro tipo de formación, ¿qué crees que puede aportar a la empresa? ¿cómo innovar en base a eso?

Cuando una empresa contrata a alguien, siempre espera que su incorporación al negocio pueda dar un punto diferencial a lo que ya tiene. Si has hecho una formación, por ejemplo, específica para barista, es un valor que la empresa puede también rentabilizar.

Uno de los trucos que suelen funcionar en las entrevistas, es intentar no ser genérico cuando hablamos de nosotros. Decir que eres una persona dinámica puede significar muchas cosas. Pero si concretas en qué tienes experiencia y qué cosas concretas sabes hacer, suma muchos más puntos.

Esto no quiere decir que tengas que enumerar todo lo que hayas aprendido en estudios y trabajos de golpe en una entrevista, pero reflexionar un día sobre ello te ayudará a afrontar mejor las entrevistas de trabajo. Un actitud en consecuencia a eso puede ayudarte a vender tu talento y a ganar seguridad delante de tu empleador.

post