trabajo de diseñador gráfico
Qué buscan las empresas en un diseñador gráfico
Por: Carla García
Tiempo de lectura: 3 min

¿Buscas trabajo como diseñador gráfico o buscas uno para tu empresa? A veces resulta difícil delimitar el tipo de perfil que requerimos para nuestro negocio y es importante pensarlo bien antes de buscar un candidato.

Es complicado concretar las habilidades que debe tener un diseñador gráfico porque dependerá mucho del cargo en el que esté. Hay muchas tipologías de diseño, y no siempre tiene que dominarlas todas la persona que esté en el puesto. Por ejemplo: puede ser que la empresa solo requiera un diseñador para contenido gráfico para redes sociales. O para diseño editorial. O un perfil experto en UX/UI (¡entre muchas otras categorías!).

Si quieres contratar a alguien para tu empresa, piensa bien lo que realmente necesitas para plasmarlo en la oferta, y de esta forma te asegurarás encontrar al candidato ideal.

Trabajar como diseñador gráfico

Hay habilidades necesarias para este puesto que se comparten con el resto de trabajos, que se basan en el hecho de ser un buen trabajador: ordenado, cuidadoso, optimista, resolutivo… Además de estas características, que se podrán demostrar en la misma entrevista de trabajo, hay aspectos clave que sí que diferenciar al mejor candidato para un puesto:

El portfolio. ¡Es esencial! El diseñador podrá enseñar proyectos con los que ha trabajado anteriormente y así la empresa podrá ver de entrada qué es lo que sabe hacer el candidato y se asemeja a lo que tenían en mente para el puesto de trabajo. Si eres diseñador y no tienes ninguno, ¡no pierdas el tiempo y prepáralo! Te lo requerirán en todos los puestos. Es interesante que puedas tener tu propia web o tenerlo público en alguna plataforma como Domestika o Behance.

Estudios y experiencia. ¿Necesitas que el candidato haya trabajado previamente en otras empresas? Puede ser un punto de entrada para definir mejor la oferta de empleo.

La formación puede ser un aspecto esencial, aunque siempre debe ir acompañada de un portfolio. Puede haber casos de diseñadores autodidactas que hayan aprendido en base a prácticas. Lo que cuenta es que pueda enseñarte proyectos realizados y que demuestren las habilidades reales con las que cuenta.

También como empresa debes valorar: si le falta x habilidad ¿puede aprenderla? Siempre que empezamos en un trabajo nuevo es probable que haya herramientas que no dominemos y que necesitemos preparación previa. ¡Todo es cuestión de seguir aprendiendo!